Apoyo institucional de nuestra Facultad a la actual situación de las empresas recuperadas

Representantes de la Cátedra Abierta “Floreal Gorini” y del Programa “Economía en los barrios” de nuestra Facultad participaron de una reunión organizada por el Programa “Facultad Abierta” de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. En el encuentro, se presentó un informe con el estado de situación de las empresas recuperadas y, principalmente, se brindó detalles de la crítica realidad que viven estas empresas tanto en lo económico como en lo legal.

Fuente fotografía: página web del Programa Facultad Abierta de la UBA

El secretario de Extensión y Asistencia Técnica, Juan Munt, explicó que “el informe consta de dos partes. La primera habla de la evolución de los últimos años, anteriores al cambio de gestión del gobierno actual. El estado de recuperación de las empresas, la distribución de las empresas por sector, las principales problemáticas y como cambiaron los ejes de sus problemáticas  desde inicios del año 2016. Concretamente, se enfatiza en las dificultades que las Empresas Recuperadas por los Trabajadores enfrentan en la actualidad”.

Ana Clara Donadoni, coordinadora del Programa “Economía en los barrios” puntualiza que “el punto de corte del informe es mayo de 2016, es decir, realizan el análisis hasta el 10 de diciembre y desde esa fecha hasta fines de mayo de 2016”. “En la primera parte del informe se realiza un análisis en relación a las empresas recuperadas desde el 2001. Se observa la mayor tasa de creación en el período 2001-2002 y cómo posteriomente su tasa de natalidad se fue estabilizando. Sin embargo, en el 2008 hubo otra ola de creación de empresas recuperadas”.

Respecto a los problemas que viven actualmente estas empresas, Munt manifiesta que “ellos identifican varias problemáticas. La principal es el incremento de las tarifas de agua, luz y gas, que han sufrido incrementos de 300 o 400%”. “A diferencia de lo que ocurre aquí –agrega Donadoni- el agua es lo que más se incrementó llegando subas, en algunos casos, al 1000%. Estamos hablando de subas muy importantes, que ponen en riesgo la sustentabilidad económica de las firmas».

“El informe muestra claramente ese proceso –dice Munt-. Existe un fuerte incremento de los costos operativos como consecuencia de la quita de los subsidios a los servicios básicos combinada con una fuerte caída en las ventas, especialmente, en aquellos rubros que poseen sustitutos directos de importación.» Luego agrega, «existe actualmente un problema importante para la sostenibilidad económica de éstas empresas porque les cuesta subsistir en el mercado bajo este nuevo escenario”.

Continúa Munt “otro problema son las cuestiones legales. Las leyes de expropiación sancionadas en el año 2016 han sido vetadas. Eso ha dado marcha atrás al proceso y a la legitimación de los trabajadores para conservar su fuente de empleo a través de la conservación del capital en el cual aplican su fuerza laboral”.

El propósito del informe elaborado por la UBA plantea dar elementos para analizar el nuevo escenario, poniendo esta información al alcance de los trabajadores y sus organizaciones, así como de investigadores, medios de comunicación, organizaciones sociales y políticas y toda persona interesada en la temática del trabajo autogestionado y la recuperación de empresas por los trabajadores.

Indica Munt que “el informe es público y muestra un panorama muy difícil. Las empresas recuperadas son heterogéneas. Es un grupo heterogéneo de firmas, de empresas, de rubros. Es muy difícil la articulación entre ellas porque no es un sector particular de la economía, entonces, la capacidad de negociación tanto a nivel estatal como judicial es muy difícil porque su lucha termina siendo individual en el marco del proceso”.

Apoyo institucional

“La tarea tanto del Programa «Economía en los barrios” como de la “Cátedra Abierta Floreal Gorini” fue llevar institucionalmente el apoyo de la FCE” indica Munt. “En nuestra Facultad hay tesistas de posgrado trabajando el tema de empresas recuperadas. Desde la Facultad hay esfuerzos personales de tesistas de posgrado a nivel de maestría, de estudiantes de grado, hasta de estudiantes de intercambio que han trabajado esta problemática”. “Estamos pensando que este equipo de trabajo se sume a un proyecto más integrador que está planteando “Facultad abierta” a los fines de colaborar integralmente entre todos quienes trabajen temáticas afines en apoyo y solidaridad con los trabajadores que están defendiendo su puesto de trabajo” concluye Munt.

Leer el informe del Programa «Facultad Abierta» de la UBA