El docente como democratizador de la educación a distancia

Débora Brocca y Mariela Clapés (licenciadas y profesoras en Ciencias de la Educación con orientación en Tecnología Educativa) visitaron nuestra Facultad para presentar su trabajo titulado “Conversatorio: Componentes didácticos de propuestas educativas a distancia”. Lo hicieron en el marco de las «Terceras jornadas de investigaciones y experiencias educativas en carreras de ciencias económicas».

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Por qué titularon el trabajo como “conversatorio”?
Débora Brocca
Lo denominamos “conversatorio” para abrir el juego de generar una conversación y así entre todos empezar a plantear inquietudes, disparadores e ir construyendo entre todos las ideas.
Empezamos a hablar sobre los componentes didácticos de las propuestas educativas a distancia porque estamos viendo que hace tiempo nosotros venimos trabajando lo que es la educación a distancia y por ahí se comete el error de centrar el foco en determinadas cuestiones puntuales como, por ejemplo, los materiales, los tutores, los alumnos, la organización de gestión y en realidad, son todos componentes de una misma cosa. Es un gran engranaje donde todo tiene que funcionar.
La idea es plantearlo desde ahí. Empezar a pensar que hay una nueva concepción de educación a distancia y amoldarse a esa nueva concepción.
La virtualidad justamente da como un quiebre a todas las propuestas que son de educación a distancia. En ese quiebre y concepción uno tiene que repensar los roles que va cumpliendo como docente, los materiales que va diseñando, las características de esos materiales, tener en cuenta las características de los destinatarios, los alumnos… La idea es abrir el juego en ese sentido.

Mariela Clapés
Si bien hay una nueva concepción de la educación a distancia, lo que nosotros vamos a intentar conversar con los profesores es el tema de que hay una concepción de educación a distancia que es diferente a la educación presencial.
Lo que hemos visto en los años es que mucha gente de educación a distancia cree que en el aula virtual se puede hacer lo mismo que hago en el aula presencial. En realidad, tengo primero que entender qué creo yo por educación a distancia. Luego pensar qué hago yo como docente y desde el vamos como docente ver qué estrategias y qué recursos voy a usar para trabajar en la virtualidad porque no es la misma la relación que se establece entre un alumno que veo dos horas, dos veces por semana y le puedo contestar al momento que me hacen alguna pregunta, al diálogo o la comunicación que tengo que establecer en un aula virtual, en este caso, donde se manifiestan las propuestas de educación a distancia.
Es pensar la práctica en otro contexto, con otra modalidad, con otro alumno al que no estoy viendo pero que conozco por lo que me escribe, por lo que me pregunta.

¿Cuáles son los principales problemas que afronta el estudio a distancia?
Débora Brocca
A lo largo del tiempo hemos ido detectando varias cosas como que se van soslayando y otras que permanecen. Uno lo puede dividir en dos ámbitos.
Por un lado, hay una dificultad en cuanto al rol docente de estas propuestas. Hay docentes que ni siquiera están formados para dar clases en la presencialidad porque no tienen la formación docente y de repente si a ese docente lo ponemos frente a una propuesta a distancia, obviamente, lo más lógico es que uno replique lo que ya conoce.
Es empezar a pensar desde otra lógica que genera cierto ruido cognitivo por esta cuestión que no sé bien para dónde disparar. Y resistencia porque uno a veces le presenta herramientas en las aulas virtuales que no siempre son conocidos por ellos. Entonces cuando uno no conoce cómo funciona algo, uno le tiene cierto temor a lo desconocido.
En ese tema uno va viendo varias cosas. Nosotras que trabajamos como asesoras pedagógicas en propuestas a distancia nos encontramos con profesores que tenemos que empezar a plantearles los materiales, las actividades, el seguimiento de esas actividades, el tiempo que duran esas actividades (porque tienen otra lógica). A veces eso lleva su tiempo de maduración. como cuando uno aprende.
Por el otro, hace un tiempo veíamos cierta falta de capacidad de los alumnos de acceder a los entornos virtuales. Entonces era  complejo hasta que el alumno entendiera cómo funcionaba, por ejemplo, un aula virtual. Sin embargo, hace un par de años estamos viendo que ya ni siquiera hace falta ese tutorial del primer módulo en dónde le decíamos a los alumnos qué hacer porque, a veces, los entornos son más intuitivos. Además, la gente está más acostumbrada a la tecnología que lo van descubriendo solos. Saben dónde están las cosas y se animan mucho más a preguntar, a la exposición porque cuando uno hace una consulta o la coloca en un foro virtual, no es como la oralidad que yo hablo y a los diez minutos pasó todo. Aquí , lo que dije permanece.
Tiempo atrás había mucha resistencia a eso, el qué voy a poner. Hoy vemos una cuestión más relajada como que participo pero es en un ámbito de aprendizaje.
Uno va viendo no sólo cuestiones que tienen que ver con la propia modalidad que cuesta trabajo avanzar y con cuestiones que tienen que ver con las tecnologías y el avance de los tiempos sino que tienen que ver también con las capacidades de los usuarios.

Mariela Clapés
Una cosa que nos ha llamado la atención hace un tiempo es cuando un docente tiene que adaptarse a la modalidad  porque la institución toma la decisión de lazar carreras a distancia y otra cosa, otro lugar, otro rol y otra motivación es el docente que encuentra en la modalidad la posibilidad de trabajar de otra forma con los alumnos. Esto se nota mucho sobre todo en la producción de los materiales. Nosotros trabajamos con los dos grupos. Los grupos “obligados a trabajar en la educación a distancia” y los que “tomar la decisión y se motivan a trabajar”.
Es cierto que un docente primero tiene que pasar como alumno. Cuando un docente es alumno de un curso de educación a distancia comienza a entender la dinámica y el que está del otro lado, el que espera la respuesta, el que no se siente solo, el que tiene contención, el que tiene que animarse a escribir, que si no lo escribí correctamente no importa, hay un compañero o un profesor que me va a guiar.
Además, la idea no es decirle al alumno las cosas que hizo mal, sino invitarlo a replantearse lo que escribió porque por lo general está todo escrito. Es una práctica.
Hay que animarse a escribir, animarse a repensar varias veces lo que quiero decir y cómo lo quiero decir para que el otro lo entienda.
Hemos notado, por un lado, que hay resistencias pero, por otro, hay gente que ya le encontró la vuelta, que está viendo que llega a otro público. Esto transforma al docente en democratizador de la educación a distancia pero no es que la educación a distancia por sí sola es democratizadora.

Débora Brocca
Hace también a la calidad. Nosotros que trabajamos en instituciones donde lo fuerte es lo presencial y tienen propuestas a distancia, uno puede ver en el foco de una masividad de alumnos, qué clase de calidad educativa le estoy dando a los alumnos. Si lo hago en un aula para 150 alumnos y el que está afuera ni siquiera me está escuchando o si realizo una muy buena propuesta a distancia, con muy buenos materiales didácticos y ahí los contengo a todos.
Les doy a cada alumno su propio proceso de maduración porque lo que pasa en la presencial es que si uno va a la clase pero no pregunta en el momento, hasta la siguiente semana no puede salvar esa duda.
La distancia tiene esa flexibilidad que me senté el domingo y el domingo pregunto. A lo mejor el profesor no me contestó pero me contestó un compañero en ese momento y el lunes me contesta el profe y me dice “Sí, lo que dijo tu compañera es correcto”. Entonces uno tiene como otro proceso de maduración y de aprendizaje también.

————————–

Débora Brocca  y Mariela Clapés son licenciadas y profesoras en Ciencias de la Educación con orientación en Tecnología Educativa. Trabajan en el Depto. de Educación a Distancia en la Facultad de Ciencias de la Administración del Instituto Universitario Aeronáutico. Allí, se desempeñan como asesoras pedagógicas para las carreras de grado de Administración, Contador Púbico, Recursos Humanos, Logística e Ingeniería en Sistemas que se dictan bajo la modalidad a distancia.
También se desempeñan en el área de Tecnología, Educación y Comunicación dentro la Universidad Nacional de Córdoba, ente que depende del rectorado. Desde este espacio trabajan en propuestas a distancia y presenciales donde incorporan tecnologías. “De todos modos, lo fuerte de la UNC es pensar la virtualidad como apoyo a la presencialidad”.
En ambas instituciones dictamos cursos de capacitación docente totalmente a distancia…la formación docente a distancia.

Acerca de dagorret 932 Articles
Web Admin, Network Admin